Espías y Traidores (7). Royal Society

BLOG - 01-07-2019

Espías y Traidores (7). Royal Society

José María Sánchez Carrión

Dr. Ingeniero Naval

Socio de Honor de la Asociación de Ingenieros Navales

Académico de número de la Real Academia de la Mar

Presidente de la Fundación ingeniero Jorge Juan

 

1 Julio 2019 - Post nº 24

1. Royal Society de Londres

La Royal Society, nombre por el que se conoce a la Royal Society of London for Improving Natural Knowledge[1], es la sociedad científica más antigua del Reino Unido y, aunque se suele considerar el año 1660 como el de su fundación, años antes, sobre 1645, ya existía un grupo de científicos que se reunían semanalmente, filósofos naturales y de otras áreas del conocimiento.

 

La imagen corresponde a John Evelyn de 1662, uno de los fundadores.

 

Desde que en 1703 Isaac Newton la presidió y sentó las bases de la física moderna hasta Stephen Hawking, una serie de elencos socios han contribuido al conocimiento del universo: Darwing, Einstein, Fleming, Faradey, Watt o Maxwell por señalar una pequeña relación.

En 1666 en el incendio de Londres se destruyó su sede y se trasladaron a Arundel House y en 1710 compraron un edificio en Crane Court, donde continua.

 

2. Ingreso de Antonio Ulloa en la Royal Society

Antonio Ulloa[2] cuenta que estaba prisionero en Farehman y contactó con Martín Falkes, presidente de la RS, para señalar el peligro de que sus papeles, en poder del Almirantazgo, pudieran extraviarse y que sugería que fuesen examinados por personal de la RS a fin de preservar los importantes. Falkes introdujo a Ulloa en las reuniones de la RS, en los gabinetes de ciencias, le presentó a los sabios de Reino y tuvo un trato extremadamente cordial, ya que esa cordialidad hacia el enemigo vencido era un fenómeno usual en aquellos años, máxime cuando era un caballero, un oficial y un científico que volvía de una expedición geodésica en la que había invertido más de doce años junto con eminentes Académicos franceses de la de Ciencias de París.

 

Aunque no muy detalladamente, la Royal Society tenía noticias de la expedición a Perú a través de la correspondencia mantenida con la Académie des Sciences de París. En mayo de 1745 Reaumur le había informado a Folkes de la conferencia pronunciada en París por La Condamine sobre la expedición y su regreso a través del Amazonas, por lo que eran conocedores de la relevancia científica de la misión.[3]

 

Gracias a Ulloa, podían tener ahora una información de primerísima mano y un relato completo de las observaciones efectuadas por un científico que había participado directamente en las mismas. De hecho, en las sesiones del 8 y 29 de mayo se leyó un resumen del diario de Ulloa efectuado por el propio Folkes {JBC, 19, p. 101 y pp. 108-120). El documento original, conservado en los Archivos de la Royal Society, consta de 34 páginas y se denomina "An Abstract of Don Antonio de Ulloa's Journal of the observations made by the French Astronomers and himself in Peru/by the President." (Archivo de la RS, Manuscritos: Letters & Papers, I, 479).

 

Después Mr. Folkes pasa el informe al Almirantazgo para que sea admitida la solicitud de ingreso, propuesta por parte de él mismo, del Conde de Stanop y de otros caballeros, ya que el conocimiento que Ulloa aporta contribuye al progreso y conocimiento de las ciencias.

 

Su nombramiento fue propuesto por Folkes, Lord Stanhope y Cromwell Mortimer (JBC, 19, p. 104) y su candidatura, como era preceptivo, aprobada seis meses más tarde {JBC, 19, p. 167) con fecha 11 de diciembre de 1746. De este modo al ser reconocido fellow de la R.S. era equivalente a un reconocimiento internacional.

 

3. Ingreso de Jorge Juan en la Royal Society

Cuando Ensenada recibe a Juan, ya conoce sus intenciones: volver a Malta para seguir su carrera en la Orden de San Juan o pedir una licencia para viajar a Londres para exponer sus trabajos sobre astronomía realizados en Perú y así ser nombrado miembro de la R.S.

 

En la Instrucción Reservada que recibió Juan se daba cobertura a su operación, se señalaba que con el pretexto “luego que llegue echará la voz de que su viaje no tiene otro punto que el de tratar con los individuos de la Regia Sociedad sobre puntos de matemáticas”.

 

No pasa mucho tiempo desde su llegada a Londres, ocho días[4], para que Jorge Juan vaya a los miembros de la RS, ya que el 6 de abril de 1749 fue propuesto como candidato para la Royal Society, siendo su candidatura avalada por Lord Stanhope[5].

 

Votada favorablemente en la sesión del 9 de noviembre de 1749 y firmada el 16 del mismo mes, el 2 de noviembre ya tiene cinco firmas: el presidente Martin Folkes, Conde de Stanhope, John Ellicot, Benjamín Robins y William Wantson, por lo que puede someterse a aprobación su ingreso, hecho que se produce en la reunión del 9 de noviembre y que es mayoritariamente aceptada[6].

 

El Conde de Stanhope señala en su propuesta de nombramiento de socio a Jorge Juan:

“Al esclarecido señor el D. Jorge Juan (..) a cuya exima doctrina, perspicaz ingenio, suma de diligencia e infatigable trabajo puede ponderarse la República literaria por el continuo desvelo, que unido al perfecto conocimiento de las ciencias matemáticas que aplicó para determinar la figura y magnitud de la tierra. Obra que (..) se ha grajeado entre los sabios el más agradable y distinguido lugar.”[7]

 

Estamos en 1749 y Jorge Juan ya es miembro de la Academia de París y de la Royal Society de Londres ¡Y solo tiene 36 años! Es un reconocimiento simplemente imposible de superar ¡y a su edad mucho menos! Nivel que se ampliaría al ser nombrado en 1750 Académico de la de Ciencias de Berlín.

 


[1] Real Sociedad de Londres para el avance de las ciencias naturales

[2] Jorge Juan y Antonio Ulloa, Relación del viaje a la América Meridional. Libro III, cap. X, pag 540

[3] Manuel Valdera y otros, Científicos españoles en el Reino Unido (1750-1830).

Ulloa asistió a las reuniones de la Royal Society de 17 y 24 de abril y 1 de mayo de 1746 (Archivo de la RS: Journal Book Copy (JBC), 19, pp. 81, 87 y 95). Fue propuesto como Fellow de la Sociedad por Folkes, Lord Stanhope y Cromwell Mortimer (JBC, 19, p. 104) y su candidatura, como era preceptivo, fue sometida a votación y aprobada seis meses más tarde {JBC, 19, p. 167).

Ulloa asistió a las reuniones de la Royal Society de 17 y 24 de abril y 1 de mayo de 1746 (Archivo de la RS: Journal Book Copy (JBC), 19, pp. 81, 87 y 95).

[4] Catherine Scheybeler, tesis doctoral:  A Study of Spanish Naval Policy during de Reign of Ferdinand VI.. RS Journal bock 1748-51, vol. XXI, pag. 80

[5] Manuel Valdera y otros, Científicos españoles en el Reino Unido (1750-1830). Todos estos detalles se han obtenido del JBC, 20, pp. 88-89; p. 162 y pp. 165-66, respectivamente.

[6] Royal Society: EC1749/14, fol 3977

[7] María Jesús Jiménez Martínez; Jorge Juan y la geodesia de la ilustración. Visión técnica e histórica desde el siglo XXI

 
BANNER
BANNER
BANNER